uds1923

09/02/1923 - 18/06/2013 D.E.P. "...tu ausencia es una enfermedad que nos acompañará toda la vida..." #soloysiempreUDS

HISTORIA DE LA UDS



La Unión Deportiva Salamanca, S.A.D. (también conocida por los aficionados como la UDS o la Unión), fue fundada el 9 de febrero de 1923 bajo el nombre de Unión Deportiva Española y su estadio era el Campo del Calvario, que estaba situado en el Barrio de San Bernardo, cerca del cementerio salmantino. Se gestó y firmó el acta de fundación en las mesas del Café Novelty, en la Plaza Mayor de Salamanca. El fundador y primer presidente fue Federico Anaya, el alcalde de la ciudad en aquellos años.

Debido al advenimiento democrático de la Segunda República, el club opta por cambiar el nombre a Club Deportivo Salamanca, aunque tal denominación duraría poco tiempo, ya que el 15 de enero de 1932, -también durante la segunda República- con José Tejero Ruiz como presidente, el equipo pasa a llamarse finalmente Unión Deportiva Salamanca.

Durante sus primeros años, el equipo jugaba los Campeonatos Regionales, y es en el año 1936 cuando el equipo consigue ascender a Segunda división, pero el debut en la categoría tuvo que esperar debido a que el 18 de julio de 1936 da comienzo la Guerra Civil Española, paralizando prácticamente durante tres años toda competición deportiva (a excepción de la Copa España Libre y otras competiciones disputadas en el bando republicano). A mediados del siglo XX, las andaduras del club estaban marcadas por ascensos y descensos entre Tercera división y Segunda división. Fue en esta etapa, en la que el entrenador Soler consiguió dos Copas de España de Aficionados (57/58 y 58/59).

A finales de los 60, con Augusto Pimenta de Almeida como presidente, se decide vender la mayoría de los terrenos del antiguo estadio y construir uno más grande para las exigencias del equipo. Es así como se decide comprar los terrenos de Prado Panaderos en el término municipal de Villares de la Reina para construir el Estadio Helmántico, así como una serie de pistas anexas al mismo. El 8 de abril de 1970 es inaugurado dicho estadio, aunque el equipo ese año no pudo mantener la categoría y descendió a Tercera división.



En 1972, aún en la categoría de bronce, es contratado José Luis García Traid como entrenador. Con él en el banquillo, el equipo logra dos ascensos consecutivos, de forma que en la temporada 73/74 y bajo la presidencia de José Luis Paniagua, el equipo jugaría por primera vez en su historia en Primera división.

Fue una época dorada para el equipo charro: durante siete temporadas el equipo consiguió permanecer en la elite del fútbol español y en algunas de esas campañas rozando la competición europea. Otro éxito del conjunto charro fue acceder a semifinales de la Copa del Rey en la temporada 76/77.

Después del descenso, sólo jugó en la temporada 81/82 en Segunda división; el equipo volvió a ascender de la mano de Manuel Villanova como técnico y de Francisco Ortiz de Urbina Díez como presidente. La década de los 80 estuvo marcada por la caída del equipo, tras dos descensos consecutivos, a la categoría de bronce nacional, esta vez la Segunda B, que se empezó a disputar en el año 77, en la que estuvo tres años hasta lograr el ascenso.

Se repitió la historia a principios de la década de los 90, en la que se volvió a militar otros tres años en Segunda B, debido a las malas actuaciones del equipo en la fase de ascenso. Fue la época en la que se empezó a tramitar la conversión del club a Sociedad Anónima Deportiva, que se concretó el 25 de junio de 1992, cuando el presidente Juan José Hidalgo, hizo efectivo el pago de los 81 millones de pesetas que restaban para cubrir el capital. Desde entonces el club se denomina Unión Deportiva Salamanca, Sociedad Anónima Deportiva.

Juan Manuel Lillo fue el encargado de dirigir al equipo otra vez hasta la Primera división. Cogió al equipo en la Segunda División "B" y consiguió dos ascensos consecutivos, el último, en un partido histórico en el que la UDS remontó un 0-2 en contra en el Helmántico contra el Albacete, para superar la eliminatoria en el Carlos Belmonte con un contundente 0-5, lo que hizo que las calles de la capital salmantina se llenaran de aficionados para celebrar el ansiado ascenso. 

No duró mucho el sueño. El equipo quedó último clasificado en su regreso a la élite, por lo que volvió a descender, siendo el equipo más goleado de la categoría, lo que finalmente lo propició el descenso a la 2ª División. Pero el equipo consiguió otro ascenso en la temporada siguiente, esta vez de la mano de Andoni Goikoetxea, tras vencer a domicilio en la última jornada con otro abultado resultado: 0-4 al Deportivo Alavés.


En el regreso del equipo a Primera se consiguió la permanencia. En esta temporada, la Unión sería recordada como matagigantes de la categoría, tras goleadas y espectaculares remontadas contra equipos grandes de la Liga en el Helmántico, como 4-3 al FC Barcelona de Rivaldo y compañía, o 5-4 al Atlético de Madrid de Christian Vieri, el 6-0 al Valencia o el 1-4 al FC Barcelona a domicilio. La permanencia se logró en el último encuentro, con Txetxu Rojo en el banquillo, al vencer dicho partido en el Nou Camp. Pero la siguiente temporada no fue tan buena para los intereses de los charros. El equipo tuvo varios entrenadores, y no se consiguieron buenos resultados hasta que estuvo matemáticamente descendido.

A punto se estuvo de lograr ascender en la campaña siguiente, la 99/00, pero el equipo desperdició una gran renta de puntos y acabó 4º clasificado.

A principios del nuevo milenio, las andaduras del equipo fueron discretas en Segunda, hasta que en la temporada 04/05 se produce un nuevo descenso del conjunto albinegro. Esta vez, el equipo sólo estaría un año en el pozo de la categoría del bronce, consiguiendo regresar a Segunda división de la mano de Javi López. Sin embargo en este retorno a la segunda división el equipo salmantino realiza unas actuaciones más bien discretas, en la temporada 2009-10 evita el descenso en la ultima jornada cuando a falta de pocos minutos Kike Lopez marca un decisivo gol ante el Villarreal "B". La salvación se celebro como un milagro sin embargo la temporada siguiente 2010-11, nada pudo hacerse y tras ser dirigidos por Óscar Cano, Pepe Murcia y finalmente Balta, la Unión Deportiva Salamanca descendió a Segunda B en la penúltima jornada tras perder 5-1 contra el Barcelona "B".

El regreso del equipo al infierno de la Segunda B no fue como se esperaba, ni Balta ni Zegarra consiguieron llevar a los charros a los play-off de ascenso en una temporada calificada por muchos como la peor de la historia de la Unión deportivamente y con el fantasma de la desaparición merodeando por el Helmántico.

La temporada 2012/2013, la de la defunción, comenzó muy bien de la mano de Gorka Etxeberría pero una serie de malos resultados junto con el ansia de poder y notoriedad de Juan José Hidalgo dieron al traste con el proyecto destituyendo al mister vasco. De la mano de José María Hernández el equipo deambuló por la categoría hasta acabar la temporada sin cumplir ni siquiera el objetivo de la clasificación para la Copa del Rey. Tras un año convulso en el aspecto económico también, el 18 de junio una vez rechazado el convenio preparado por los administradores para la viabilidad del club al no personarse el Banco Popular (poseedor de la mayor parte de la deuda) obligado por Juan José Hidalgo, se ponía fin a 90 años de historia. D.E.P.