uds1923

09/02/1923 - 18/06/2013 D.E.P. "...tu ausencia es una enfermedad que nos acompañará toda la vida..." #soloysiempreUDS

sábado, 15 de marzo de 2014

"POR ALUSIONES"

No hay comentarios :
POR ALUSIONES

(INNECESARIAS PUNTUALIZACIONES POR PARTE DEL EXSECRETARIO DE LA FUNDACIÓN UNIÓN DEPORTIVA SALAMANCA)

Vaya por delante que, a estas alturas del año 2014, seis meses después de haber dimitido de mi cargo como Secretario de la Fundación UDS (como consta en el Protectorado de Fundaciones) considero mi etapa en la UNIÓN DEPORTIVA SALAMANCA (q.e.p.d.) y en su Fundación totalmente FINALIZADA, ZANJADA, FINIQUITADA, …

Sin embargo, y al hilo de cierto texto en el cual se me alude directamente, me veo obligado (en la innecesariedad) a hacer ciertas puntualizaciones (aclaraciones, si se quiere), máxime cuando, además, el detonante es, por lo visto, un trivial comentario que hice en una red social. Comentario hecho sin ánimo de molestar a nadie (¿?) y haciendo uso de mi libertad de expresión (sobre todo ahora que no tengo ninguna vinculación con la UDS, ni con la FUDS, ni con ninguna de los Clubes de Fútbol salmantinos).

Así, de este modo, escribiendo de mi puño y letra, evito cualquier tergiversación, interpretación o alteración de mis palabras.

Vamos por partes: para empezar, me gustaría aclarar algunos aspectos de la sustitución de los que éramos los Patronos Natos (como Consejeros de la UDS) de la Fundación, por los administradores concursales de la UDS (en liquidación) que pasaron a ser los nuevos patronos:

El 5 de mayo de 2013 los Consejeros fuimos sustituidos en nuestras funciones por la Administración Concursal (como Consejeros, no como Patronos de la Fundación). El día 29 de junio, se ingresa en la Fundación la aportación del Ayuntamiento de Salamanca, (90.000 eurazos según el convenio firmado por el Alcalde y Del Arco el día anterior); ese mismo día, recibimos un correo en la Fundación, indicándonos que los Administradores Concursales de la UDS consideran que deben asumir también nuestras funciones como Patronos. Como la ley no contempla la sustitución de esa manera, y dado el escaso carácter formal de un correo electrónico, en Reunión Extraordinaria del Patronato de fecha 1 de julio, se acordó por unanimidad encomendarme que llevase a cabo las oportunas consultas sobre el modo de proceder ante, el Departamento Jurídico del Protectorado de Fundaciones del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la asesoría legal de la Asociación Española de Fundaciones. Consultas y reuniones que tienen lugar a lo largo de los meses de julio y agosto. Ambos organismos consultados coinciden en dos cosas: LA PRIMERA, EN QUE LAS FUNDACIONES NACEN CON PERSONALIDAD JURÍDICA PROPIA E INDEPENDIENTES DE LA ENTIDAD QUE LAS CREA y SEGUNDA, que, en un caso así, para la sustitución de PATRONOS DEBE EXISTIR UNA RESOLUCIÓN JUDICIAL MOTIVADA (esta y no otra es la función del auto que emite el juzgado en octubre de 2013, y consecuentemente, como es lógico, debe entregarse la documentación, con requerimiento o sin él).

Y en ese auto de 5 de octubre, el Patronato es sustituido (NO EXPULSADO) por los Administradores de la Unión Deportiva Salamanca que pasan a ser los nuevos patronos. Se incluye además, el requerimiento de que se entregue toda la documentación en el plazo de cinco días hábiles (es decir, a lo más tardar el 12 de octubre) aunque era algo consustancial a la sustitución.

Por ello, el DÍA 11 DE OCTUBRE el secretario (es decir, yo) remite toda la documentación que obra en su poder, a los nuevos patronos. Insisto: TODA (vía correo electrónico y vía registro de la Agencia Tributaria de la Comunidad Foral de Navarra) así como los correspondientes escritos de entrega en los cuales también hago llegar una serie de observaciones (algunas como las que he hecho más arriba) al Juzgado N. 4.

A partir de ahí, ni sé, ni conozco, ni me constan, ni he recibido, ni he firmado ningún otro requerimiento. Ni de documentación ni de nada.

Un inciso: a lo largo de los meses de verano algunos (porque la mayoría me ha negado haber tomado parte en ello) de los técnicos de la base de la extinta UDS hacían un comunicado (sin firmar) que enviaban a los medios quejándose de que no cobraban e insinuando que era debido a que no se había entregado la documentación a los AC. Como ya lo he explicado antes no insistiré sobre el tema; pero desde aquí les digo que nuestra intención fue pagarles en el momento que se recibió el dinero. Cosa que desgraciadamente, no se pudo hacer por las circunstancias que todos conocemos.

Continuemos:
En el texto citado, me sorprende sobremanera la referencia a Antonio Hidalgo (persona a la que tengo un gran respeto y consideración) y, sobre todo, la descripción de esa escena tan teatral, a la par que tabernaria, de “querer agarrarme por la pechera”. De hecho, si alguien lo ha dicho, ha mentido como un bellaco (incluso me cuesta imaginar a Antonio Hidalgo haciendo algo así como también me cuesta imaginar al bueno de José Luis utilizando expresiones como “hasta debajo de las grapas” o “atarse los machos”). Por resumir: En las reuniones de Consejo (que no de Patronato, ojo) en las que asistió Antonio y se habló de la fundación, lo que sí se manifestó POR MI PARTE (y así consta en las Actas de Reuniones) fue la necesidad de que, una vez que aquella pasó a ocuparse del fútbol base se llevase a cabo una gestión lo más coordinada, profesional y transparente posible (por poner un ejemplo: hasta marzo no tuvimos los datos de lo que se adeudaba a los técnicos del Fútbol Base, pero, es que cuando los tuvimos NADIE SABÍA EN BASE A QUÉ SE LE TENÍAN QUE PAGAR ESAS CANTIDAS, NI QUIEN LAS HABÍA AUTORIZADO, NI POR QUÉ …)

También manifesté en aquellas reuniones algunas quejas sobre la comunicación entre la Comisión de Fútbol Base y la Fundación. Por poner otro ejemplo, mientras se estaba redactando el proyecto de solicitud de la subvención al Ayuntamiento INCLUYENDO TODAS LAS CATEGORÍAS, en prensa salió publicado que EL SALAMANCA B NO SE CONSIDERARÍA FÚTBOL BASE (ojo con esto, que ha podido “traer cola” en las sucesivas cesiones de derechos).

Pero sobre todo, uno de los aspectos en los que más insistí fue que, a la hora de participar en la toma de decisiones o incluso “MANDAR” EN CUALQUIER ENTIDAD, DEBE HACERSE CONFORME A LA LEGALIDAD; y en el caso de las Fundaciones la ley marca que las decisiones las toma el PATRONATO AL FRENTE DEL CUAL ESTÁ EL PRESIDENTE. Por tanto, y así se lo hice saber tanto a resto de Consejeros y al propio Antonio Hidalgo, para participar en las decisiones de una Fundación había que pertenecer al Patronato, ofreciéndole para ello dos alternativas: o bien ser Consejero de la UDS (cosa que, como sabemos, nunca ocurrió) o bien (integrarse como Patrono Honorífico aportando un mínimo de 6.000 euros de acuerdo a los estatutos). En los últimos días ha habido una cierta polémica sobre el modo y tipo de su participación en las decisiones del Club. En el caso de la Fundación, el Patronato era el que tomaba las decisiones (aprobando o no) y el Presidente el máximo responsable del mismo (aunque en alguna ocasión, como en el cese de Crego, pudiese haber sido “presionado”). Esto no fue óbice para que en todo momento se mantuviese una cordial relación con Antonio Hidalgo y se le informase y respondiese a todo aquello que deseaba saber.

Desde mi papel como Secretario (ni más ni menos que el encargado de levantar actas y emitir las correspondientes certificaciones) siempre realicé las labores de asesoramiento como cualquier profesional habría hecho. Curiosamente, el papel de la FUDS en relación con su fundador (la Unión Deportiva Salamanca) siempre fue de “actor secundario”. Una errónea visión del propio Club pretendió convertirla en una “entidad instrumental” … Probablemente el mayor éxito en sus escasos dos años de vida fue el de conseguir evitarlo.

En resumen: Ni se ha “burreado” a nadie, ni gaitas. Se ha cumplido con lo que marca la legislación vigente en materia de Fundaciones. A todo aquel que me ha preguntado y me ha querido escuchar se le ha explicado con claridad meridiana; el que no ha querido oír …

Prosigo: Uno de los aspectos sobre los que más incidí en las reuniones de patronato fue el propio funcionamiento del día a día del club, pidiendo que se establecieran protocolos en cuanto a los pagos y gastos semanales del fútbol base. ¿Por qué? Porque el modo de operar se basaba en entregar semana tras semana los gastos de competición de todas las categorías a los coordinadores de la base, por lo que, cada semana el secretario de la Fundación, previa petición por escrito de los coordinadores y, con la firma del presidente de la Fundación, llevaba a los Coordinadores (en “líquido”) la cantidad correspondiente. Algo que, por decirlo de un modo suave, era un “auténtico coñazo” ya que obligaba bien al secretario, bien al coordinador a desplazarse para hacer la entrega del importe (recuerdo ahora, algún fin de semana en el que Redero y yo, nos buscábamos por Salamanca, él con la moto y yo con el coche ..). Así, una semana, y otra, y otra … Todo ello, sumado a los pagos realizados a los Técnicos que estuviesen en especial situación precaria (omito los nombres, porque varios siguen perteneciendo al Salmantino, y no me parece elegante) alcanzan los veintipocos mil euros de marras y que, POR SI PUDIERA EXISTIR LA DUDA, ESTÁN PERFECTAMENTE DOCUMENTADOS, CERTIFICADOS, SOLICITADOS, ENTREGADOS Y CON EL CORRESPONDIENTE RECIBÍ y todas las firmas y sellos habidos y por haber.

Porque la Fundación, en su corta existencia, y a pesar de las “chinitas” que algunos han intentado ponerle (que han sido muchas) ha funcionado siempre de acuerdo a la legislación vigente en general y, más en particular, a la Ley de Fundaciones. ¿Las cuentas? Claras, diáfanas, cristalinas, nítidas, transparentes … CLARÍSIMAS.

Sin embargo, es curioso: se habla con una tremenda ligereza de “los fondos de la Fundación Unión Deportiva Salamanca”. ¿Qué fondos? Si el problema de la FUDS fue siempre que estaba al “borde de la mendicidad”. La precariedad en la tesorería era total; de hecho, era imprescindible para liquidar la temporada la aportación del Excmo. Ayuntamiento, que se ingresó a finales de junio. Si se hubiese ingresado a principios de temporada o de año, como (según alguno de los que estuvieron en aquella reunión del Ayuntamiento) estaba previsto se habrían podido llevar los pagos al día. Al no ser así, la supervivencia consistía en encontrar semana a semana el dinero necesario para pagar, al menos, los arbitrajes y los bocadillos de los chicos (de eso sabemos bien los que lo hemos vivido desde dentro: Redero, Casado, Satur, yo …)

Más: Me agrada sobremanera el punto aquel en el que leo que no he tenido nada que ver con la cesión de derechos (ni de la UDS a la FUDS, ni de la FUDS al Salmantino). Efectivamente: porque no estoy de acuerdo con ellas. Y ello es porque, SENCILLAMENTE, DUDO QUE LA MANERA DE HACERLAS NO HAYA SIDO IRREGULAR (sobre todo de la segunda, porque la primera puede estar “mejor o peor vestida” es decir, justificada). La cesión de cualquier Bien o Derecho a una Fundación debe ser aceptada por el Patronato (no se hizo); y la cesión de cualquier bien o derecho de una FUNDACIÓN a OTRA ENTIDAD TIENEN QUE CONTAR CON LA APROBACIÓN DEL PATRONATO Y LA AUTORIZACIÓN DEL PROTECTORADO DE FUNDACIONES (no se hizo).

Tengo que dar un SÍ ROTUNDO: efectivamente, fui yo quien le dije a Del Arco lo de la cesión de derechos, pero para reconvenirle por el hecho de que NO SE PODÍAN CEDER SIN LAS DOS CONDICIONES QUE HE INDICADO ANTES. Cual sería mi sorpresa cuando me dijo que él no había firmado nada: con lo cual tenemos una cesión plasmada en un acuerdo que no firma (de verdad) NADIE DE LA PARTE CEDENTE (es como si el vecino de abajo vende MI casa).

NO SE PUEDE HACER: Me la trae al fresco el equipo que sea; lo presida quien lo presida y lo entrene quien lo entrene. No son celos por no pertenecer al Salmantino (al cual le deseo lo mejor deportivamente, ojo) como alguien insinuaba y algo que nunca ha entrado en mis planes. Ni mucho menos. NO SE PUEDE HACER Y MENOS SIN CONTAR CON EL PRESIDENTE QUE ES EL MÁXIMO RESPONSABLE DE UNA FUNDACIÓN.

Por lo visto, alguno de los recientes responsables del Salmantino me acusaba en diversos foros de “chivato” … ¿Perdón? ¿Cómo dice? …. ¿Quizá pretendían que el SECRETARIO DE UNA FUNDACIÓN ocultase al PRESIDENTE DE LA MISMA un acto que interpretaba como algo irregular? Nunca animaría a nadie a denunciar algo así, y no lo hice; pero no se puede es guardar silencio sobre ello ante el MÁXIMO RESPONSABLE DE LA FUNDACIÓN.

También tengo que dar un NO ROTUNDO: Nunca he mancillado ni el escudo de la UDS ni el del Salmantino proponiéndolo fuera de su uso legítimo (es más, me encargué de solicitar tres propuestas de escudo para el caso de que la Fundación fuese a competir) y, sobre todo, NUNCA PROPONDRÍA SU USO si suscitase rechazo en la mayor parte de la posible afición.

EPÍLOGO
Recientemente, un compañero de otra Fundación, me comentaba: “qué lástima que la FUDS tenga ahora más cobertura mediática que cuando trabajaba para mayor gloria del unionismo”(literal). “Manu”, me preguntaba “¿dónde estaban antes todos estos que ahora critican para echar una mano en las actividades que proponíais?”. Es decir, cuando organizábamos actividades para los aficionados, cuando visitábamos los hospitales en navidad, cuando firmábamos convenios con las instituciones para fomentar la educación y el deporte en Salamanca, cuando participábamos en encuentros de los cuales siempre obteníamos nuevas actividades, cuando nos reuníamos con las peñas para escuchar sus propuestas sobre la viabilidad del Club (sí, esas mismas que están haciendo de C.F. Unionistas un club de referencia) …

Tampoco me gusta que se califique a una entidad como la Fundación de la Unión Deportiva Salamanca como el “juguete” de nadie. Además, tengo que decir que en ningún momento pretendí tener más poder dentro de la misma ni habría tenido más o menos poder con la cesión de las categorías de la Base de la UDS; por la sencilla razón de que nunca lo tuve ya que el poder en una Fundación recae en el Patronato y, fundamentalmente, (aunque algunos parece que tenían especial interés en ningunearlo) en el Presidente. Mi papel no ha sido otro que el de Secretario (aunque por mi conocimiento y experiencia sobre fundaciones haya sido la persona de referencia).

Y si por algo puedo “sacar pecho” es por haber conseguido montar en tiempo récord y DE LA NADA una Fundación que, de haber continuado, podría haber hecho grandes cosas. Porque parece que olvidamos que la Fundación llevaba “constituyéndose” SEIS AÑOS. Y su existencia ha supuesto un ingente trabajo por parte de algunas personas (muchas horas, mucho esfuerzo y mucha dedicación). Por tanto: es un logro personal del que me siento MUY SATISFECHO.

Voy a terminar diciendo que nunca he intentado venderme ni presentarme como el AUTÉNTICO UNIONISTA: Mentiría. La gente de mi entorno sabe que hasta que no fui muy mayor, nunca me gustó el fútbol. Y que antes de pertenecer al Consejo de la UDS había ido no más de ocho o diez veces al Helmántico. Pero me siento SALMANTINO: si no el primero, tanto como el que más. Hemos dejado morir (todos: las instituciones, la ciudad, los ciudadanos, los empresarios, … ) una entidad con noventa años de historia. Y nos arrepentiremos toda la vida. Los únicos que se merecen ese título de AUTÉNTICOS UNIONISTAS son los representantes de la afición: Peñas y socios que son los que han sufrido el hecho de que les hayamos “vaciado” las tardes de los Domingos; un gran número de ellos pertenecen a UNIONISTAS, una preciosa iniciativa con la que quieren mantener vivo el espíritu de la Unión (realizando, curiosamente, muchas de las actividades contempladas en los estatutos de la Fundación Unión Deportiva Salamanca). También son AUTÉNTICOS UNIONISTAS los padres, madres y jugadores del SALMANTINO, porque siguieron vinculados al Club que ellos consideraban la prolongación de la UDS; y porque, los niños lo que quieren es jugar al fútbol y los padres que sus hijos sean felices. Por eso.

En cuanto a mí: se me fichó como Profesional experto en la Creación y Puesta en Funcionamiento de fundaciones y acepté entrar en el Consejo como un favor personal. Tengo poco de “oscuro”; si acaso la tez morena. No puedo decepcionar a nadie porque nunca he pretendido agradar a nadie. Actúo de acuerdo a mis principios y, por supuesto, A LA LEGALIDAD. Tengo criterio propio y ni me arrastro ni me humillo. No sé si Pascual se fiaba de mí, mucho o poco. Considero que ha sido quien más ha perdido con la desaparición de la UDS y valoro el esfuerzo que hizo porque el Club sobreviviera. Y cuando hubo que elaborar un Proyecto para proponer al Ayuntamiento la tercera permuta (la del Helmántico) me encomendó a mí el trabajo. Voté el cierre de una ampliación de capital, porque nos dijeron que era la única posibilidad de viabilidad de la Unión. Y, en un ejercicio de responsabilidad, he mantenido contra viento y marea los Principios Fundacionales que se marcaron en la creación de la FUDS y que aprobó el Protectorado de Fundaciones del Ministerio de Educación Cultura y Deporte.

Mi mayor orgullo, ha sido pertenecer a la Unión; mi mayor pesar, no haber logrado evitar su desaparición. Fui consejero de la UDS y por eso, porque fue un gran honor, he creído que debía desaparecer con ella y no participar en ningún otro proyecto.

Y, a pesar de no ser el más Unionista, ni ser un gran aficionado al fútbol, echo de menos (ya ven) ir las tardes de Domingo al Helmántico, a apoyar al que era MI EQUIPO, al que era EL EQUIPO DE TODOS LOS SALMANTINOS, aunque muchos, entonces, no se dieran cuenta.

FIN DE TODO.
¡¡¡ HALA UNIÓN!!!

*Texto escrito íntegramente de puño y letra por Manuel José exsecretario de la Fundación Unión Deportiva Salamanca y exconsejero de la Unión Deportiva Salamanca SAD*




Comparte este artículo: